Instituto de música y sonido: ¿Qué debe formar?

Existe una creencia utópica a nivel social que se inclina a pensar que el mundo de la música se trata de tocar un instrumento o grabar un disco, y es la misma profesión la que se encarga de desmitificar esto. El mercado está cada vez más competitivo y para desarrollarte en la industria de la música hace falta demostrar lo que uno vale como profesional.

¿Artistas o profesionales?

En general, todo aquel que está interesado en entrar al mundo de la música tiene, al menos inconscientemente, la idea de convertirse en artista y triunfar en la disciplina que uno ama inscribiendose a un instituto de música y sonido

Sean o no estudiantes de música, podemos caer en la pregunta: ¿Qué es ser un artista? Y estar horas y horas debatiendo sobre la misma, porque cada persona tiene una definición propia al respecto.

En realidad, todos podríamos percibirnos como artistas en diferentes ámbitos, y no por eso, estar calificados para insertarnos en el mercado laboral.

En cambio la definición de Técnico superior es clara: Es aquella persona que tras haber cursado los estudios correspondientes obtiene un título de formación profesional de grado superior y se encuentra formado para ejercer el desarrollo de su profesión o carrera.

¿Es erróneo decir que nuestros estudiantes de música son artistas?

Claro que no, al contrario, pero el mundo actual es muy selectivo al momento de elegir un profesional, sea cual sea la tarea a desarrollar, por eso además del talento, es tan importante contar con títulos y prácticas que validen sus conocimientos tanto técnicos como teóricos.

¿Qué necesita la Industria de la música?

Existe una creencia utópica a nivel social que se inclina a pensar que el mundo de la música se trata de tocar un instrumento o grabar un disco, y es la misma profesión la que se encarga de desmitificar esto. El mercado está cada vez más competitivo y para desarrollarte en la industria de la música hace falta demostrar lo que uno vale como profesional.

Teniendo en cuenta esto, en Tamaba contamos con un programa que permite delimitar lo que se considera importante enseñar de forma teórica y práctica como parte fundamental de cada carrera; también hemos formado alianzas y convenios con distintos lugares donde les brindamos a los estudiantes de música y sonido la oportunidad de realizar prácticas profesionalizantes para afianzar sus conocimientos y exponer lo aprendido, todo esto dentro de un ámbito profesional, donde además se presentan convenientes ocasiones para hacer buenos contactos.

Tamaba prepara a los alumnos para que al momento de graduarse puedan entrar en una escena que es cada día más técnica,  y contar con los conocimientos y certificaciones que corroboren sus habilidades. Por supuesto, que también cuenten con las herramientas para destacarse de la competencia y sobresalir no sólo por su virtudes artísticas sino por sus estudios y experiencias adquiridas a lo largo de la carrera como pueden ser desde las prácticas profesionalizantes hasta intercambios con escuelas de música del resto del mundo.

Dicho esto, nosotros como instituto de música y sonido trabajamos arduamente hace 30 años para formar profesionales: músicos, cantantes y técnicos en sonido, ofreciéndoles siempre a los estudiantes toda nuestra experiencia y un panorama real de la industria de la música para que el día de mañana puedan desenvolverse con soltura, salir victoriosos de los desafíos que se le presenten y hacer valer su trabajo, porque al fin y al cabo, se puede vivir de lo que uno ama.

Otras notas que te pueden interesar