Batería ¿Cómo mejorar mi técnica?

La batería es una parte esencial en la mayoría de los géneros musicales, y desarrollar una buena técnica es crucial para lograr tus metas como baterista.

La batería es una parte esencial en la mayoría de los géneros musicales, y desarrollar una buena técnica es crucial para convertirse en un baterista exitoso. Esto lleva mucho trabajo: hay que aprender cómo mantener el ritmo, tocar en un ritmo binario o ternario y guiar los demás instrumentos, también es importante saber improvisar y hacer solos.

Tocar la batería, al igual que cuando se aprende a tocar la guitarra y otros instrumentos musicales, requiere rigor y motivación para progresar. Los primeros meses son los más difíciles, pero también los más beneficiosos. En este artículo compartiremos algunos consejos para mejorar tu técnica de percusión.

Practicar rudimentos

Los rudimentos son los componentes básicos de la técnica de percusión. Son patrones repetitivos que puedes practicar para desarrollar el control y la velocidad, algunos de los más comunes incluyen paradiddles, trazos simples y dobles y flams. Lo más aconsejable es comenzar practicando despacio e ir aumentando gradualmente su velocidad.

Usar un metrónomo

Un metrónomo es una herramienta esencial para los bateristas, ayuda a mantener un ritmo constante y a desarrollar tu sentido del tiempo. Practicar con uno regularmente mejorará tu sincronización y ritmo.

Concéntrate en tu agarre

La rutina puede parecer aburrida, pero es esencial cuando quieres aprender algo. Estar organizado te permitirá dominar los platillos y sincronizar la mano derecha con la mano izquierda más rápido.

Tu agarre de las baquetas es importante para una buena técnica, hay dos tipos principales de: combinado y tradicional. Experimenta con ambos y encuentra el que te resulte más cómodo y te permita jugar con control y velocidad.

Trabajar en la técnica de tu pie

La técnica de los pies es fundamental para tocar la batería, especialmente si quieres hacerlo con un pedal de contrabajo. Debes practicar el uso de los pies para tocar ritmos simples y aumentar gradualmente la complejidad de los patrones.

Jugá con la música

Tocar a la par de la música es una forma divertida de mejorar tu técnica de percusión, elegir tus canciones favoritas y seguir el ritmo te ayudará a desarrollar el sentido de la sincronización.

Piensa en separar las piezas sencillas de las piezas complicadas, porque si empiezas con las más difíciles, puede que te desmotives. También existen pistas de música con sus tablaturas y sus partituras de batería en Internet buscando “pistas de batería para principiantes” que te ayudarán a practicar.

Tomar lecciones

Y por último pero no menos importante, es esencial tomar lecciones de batería. Un profesor puede ayudarlo a identificar áreas de debilidad y proporcionar ejercicios específicos para ayudarlo a mejorar su técnica, y al mismo tiempo puede brindarle orientación sobre cómo desarrollar su propio estilo y musicalidad.

En conclusión, mejorar requiere tiempo y práctica, pero con estos consejos, puedes llevar tu técnica al siguiente nivel, con dedicación y trabajo duro, podrás convertirte en un gran baterista.

Otras notas que te pueden interesar