DAW: ¿Qué son y para qué lo utilizamos?

Conocé los fundamentos de los DAW (estaciones de trabajo de audio digital), desde la grabación hasta la masterización. Descubre cómo estas herramientas son esenciales en la producción musical moderna.

La tecnología puede ayudarnos en el proceso creativo y nos facilita materializar las ideas que tenemos en nuestra mente. A continuación descubrimos cómo estas herramientas son esenciales en la producción musical en la actualidad.

En pocas palabras, un DAW (“Digital Audio Workstation”) es un programa que se ejecuta en la computadora y te permite grabar, editar y producir música. Cubre todas las partes del proceso de producción musical, desde la grabación digital de audio hasta la creación de ritmos y melodías con instrumentos virtuales, pasando por el uso de efectos para conseguir un sonido excelente y perfeccionar la mezcla final de todas las pistas. Hay suites de creación musical “todo en uno” que ofrecen todo lo que jamás puedas llegar a necesitar en tu viaje musical.

Antes de la llegada de esta herramienta la producción musical estaba limitada a costosos estudios de grabación con equipos analógicos. La aparición de ordenadores más potentes permitió trasladar muchas de estas funciones al ámbito del software. Compañías como Steinberg fueron pioneras en este campo, desarrollando software como Cubase que revolucionó la forma en que se hacía música.

Funcionalidades clave

Una estación de trabajo de audio digital recibe la entrada de sonido de tus micrófonos, guitarras y otros instrumentos, y la guarda en forma de archivos de audio digitales en el disco duro de tu computadora. Además, utiliza datos MIDI para controlar sintetizadores y cajas de ritmos. Con herramientas de edición, podes modificar partes de audio y MIDI para crear la toma o el patrón perfecto. La línea del tiempo del mismo te permite organizar y terminar tus canciones, y el mezclador te ayuda a balancear y perfeccionar el sonido con efectos como la reverberación y la ecualización.

Sentirse un profesional

Han democratizado la producción musical a través de la flexibilidad y versatilidad permitiendo a músicos de todos los niveles crear música profesional desde su escritorio. Ya sea grabando instrumentos en vivo, programando sintetizadores virtuales o componiendo música para películas, éste ofrece una solución completa de principio a fin. Con una amplia gama de herramientas y prestaciones, por ejemplo Cubase, proporciona todo lo necesario para capturar, crear y fusionar ideas, permitiéndote obtener canciones de alta calidad listas para ser compartidas con el mundo.

Un universo sonoro que potencia tus ideas

Creación y edición de audio son vitales durante el proceso de producción instrumental. Cortar, manipular el tempo, el pitch, la longitud o modificar la escala tonal de una pista de audio son varias de las muchas funciones que este apartado incluye. 

Durante el proceso de creación de pistas de audio, se utilizan softwares llamados VST Plugins. En resumidas cuentas, estos VSTs pueden ser tanto VST de efectos como de instrumentos. Los primeros permiten realizar modificaciones en el audio. Estos efectos pueden ser delay, reverb, filtros, entre otros.

En conclusión, un DAW es la herramienta fundamental para cualquier persona interesada en la producción musical, ofreciendo un conjunto completo de funciones para llevar tus ideas musicales desde la concepción hasta la realización final.

Otras notas que te pueden interesar