Producir en casa: El acondicionamiento acústico de tu home studio, Parte 2

Descubriremos las herramientas y técnicas específicas que transformarán tu home studio en un espacio acústicamente óptimo.

Tras explorar los fundamentos del sonido y su interacción con el entorno en la primera parte, en este artículo descubriremos las herramientas y técnicas específicas que transformarán tu home studio en un espacio óptimo.

Herramientas del Oficio

Los paneles acústicos y los difusores son aliados inseparables, por eso es importante elegir y colocar estas piezas clave para lograr una sonoridad excepcional.

Paneles acústicos y difusores

Los paneles son, a grandes rasgos, la base del acondicionamiento acústico. Diseñados para absorber y controlar las reflexiones, los mismos desempeñan un papel crucial en la creación de un ambiente sonoro equilibrado.

Al elegirlos se debe considerar la densidad, el grosor y el material, ya que cada uno afecta la absorción de frecuencias específicas. Colocados estratégicamente, estos eliminan los molestos ecos, garantizando que cada nota resuene con claridad.

En cambio, los difusores trabajan para dispersar el sonido de manera uniforme. Esto evita que el mismo se vuelva plano y monótono al eliminar puntos de reflexión excesiva.

Al incorporarlos, puedes crear un entorno donde las ondas sonoras se esparcen de manera controlada, permitiendo que cada rincón de tu estudio contribuya a la calidad general del sonido. La elección de los difusores depende de la forma de la sala y del resultado que se desee obtener.

Insonorización o tratamiento acústico

El término “insonorización” a menudo se confunde con “aislamiento acústico”, que se refiere a evitar que los sonidos externos entren o salgan de un espacio. Por otro lado, el tratamiento acústico se enfoca en mejorar las condiciones sonoras dentro de un recinto.

El primer paso es abordar las reflexiones de sonido de los altavoces en la sala de control. Para esto, se utilizan materiales absorbentes como lana de vidrio o productos prefabricados de empresas como Auralex.

Y luego, hay que identificar los puntos de primera reflexión en las paredes y el techo utilizando un espejo y marcarlos para colocar los paneles absorbentes. Una vez hecho esto, deben distribuirse de manera uniforme en la sala para lograr el resultado deseado.

Frecuencias Bajas

Las frecuencias bajas tienden a acumularse en las esquinas de la sala, creando resonancias molestas y comprometiendo la claridad del sonido en el espacio.

Los elementos esenciales en el tratamiento acústico para controlarlas son las trampas de bajo o Superchunks.

Superchunks casero

Puede construirse con madera contrachapada o MDF y lana de vidrio. El material tiene que estar bien compactado para una mayor eficacia en la absorción del sonido, y una vez rellenas deben cubrirse con tela acústicamente transparente para evitar que las fibras se dispersen en el aire.

Es importante colocarlas en las esquinas de la sala, ya que es donde las frecuencias bajas tienden a acumularse.Los beneficios del Superchunks son:

  • Reducción significativa de resonancias.
  • Mejora en la claridad del sonido, especialmente en el rango de graves.
  • Mayor precisión en la monitorización y mezcla de proyectos musicales.
  • Creación de un entorno acústico más equilibrado y controlado para sesiones de grabación y mezcla.

En conclusión, el acondicionamiento acústico es un aspecto fundamental a considerar en cualquier home studio. Cada paso mencionado contribuye a crear un entorno sonoro equilibrado y de alta calidad.

Todos estos esfuerzos culminan en un espacio acústicamente controlado que facilita la creación musical, la monitorización precisa y la mezcla profesional de proyectos musicales.

Otras notas que te pueden interesar