La música y su influencia en la salud mental

La música es una parte integral de la vida humana. Pero, ¿Qué impacto tiene en la salud mental?

La música es un arte que ha sido valorado desde hace siglos por su capacidad de influir en las emociones humanas, se lo considera un método universal de comunicación que trasciende las barreras culturales, lingüísticas y geográficas. La música es una parte integral de la vida y muchas personas disfrutan de escucharla todos los días. Pero, ¿qué impacto tiene en la salud mental?

En este artículo analizaremos dicha influencia y cómo puede utilizarse la música como herramienta para mejorar la calidad de vida de las personas.

El estado de ánimo y las emociones

Al escuchar música, el cerebro humano libera dopamina, una sustancia química que nos hace sentir bien. Por lo tanto, mejora el estado de ánimo y genera felicidad.

Es de público conocimiento que debido a una canción, las personas pueden experimentar sentimientos de tristeza, felicidad o nostalgia. Esto se debe a que la música tiene la capacidad de activar diferentes áreas del cerebro asociadas con las emociones.

De hecho, la música tiene un impacto tan poderoso en las emociones humanas que se ha utilizado en la terapia para tratar trastornos como la depresión y la ansiedad.

La música y el cerebro

Como mencionamos antes, la música puede activar diferentes partes del cerebro, incluyendo el área de la memoria y la atención. 

En un estudio realizado en la Universidad de Helsinki, demostró que la música ayuda a mejorar la memoria de trabajo y la capacidad de concentración. Los participantes que escucharon música mientras realizaban una tarea de memoria y atención tuvieron un mejor rendimiento que quienes lo hicieron en silencio.

Otro estudio de la misma universidad reveló que la música también puede ser una herramienta efectiva para mejorar la función cognitiva en personas con enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.

Otro de sus tantos beneficios para destacar es la capacidad de reducir el estrés. Al escuchar música relajante disminuye la frecuencia cardíaca y bajan los niveles de cortisol, la comúnmente denominada hormona del estrés. Debido a esto, también mejora el descanso en personas con trastornos de sueño como el insomnio.

La música y la socialización

La música puede ser utilizada como una forma de comunicación no verbal, transmitir emociones y sentimientos sin la necesidad de palabras, y también como una forma de expresión cultural. Esto contribuye al desarrollo de las habilidades sociales tanto en niños como en adultos.

Además, la música se utiliza frecuentemente para mejorar la cohesión y el trabajo en equipo. Ya que esta ayuda a la comunicación y coordinación en los grupos, lo que lleva a un mejor rendimiento y a una mayor satisfacción en el trabajo.

En resumen, es importante estar al tanto de los beneficios de la música y reconocerla como una herramienta poderosa que puede ser utilizada para generar bienestar en las personas y contribuir a su salud mental.

Otras notas que te pueden interesar